Santa Ana, El Salvador, Centro América

viernes, 16 de septiembre de 2011

CATEDRAL DE LA CIUDAD DE SANTA ANA

            CATEDRAL DE SANTA ANA.


La catedral de Santa Ana, es una obra de arquitectura motivo de orgullo para la ciudad. Se encuentra donde anteriormente se encontraba la parroquia central, la cual había sido construida entre 1575 y 1576, siendo posteriormente semidestruida por un rayo en el siglo XIX. Su historia comienza allá por el año de 1894/95 cuando una visita que hizo a Santa Ana el Obispo diocesano señor Pérez y Aguilar al Dr. Federico Vides le hizo la observación de los daños que tenía la iglesia parroquial del centro y la necesidad que había de reconstruirla. El señor Obispo atendió ese llamado y ofreció su ayuda al respecto. Sin embargo fue hasta 1904 que se autorizó la reconstrucción según consta en el documento siguiente:
                        Fecha: 25 de noviembre de 1904.
“En atención a la necesidad de reconstruir la iglesia de la parroquia central de Santa Ana, aprobamos el personal de la junta que entenderá, bajo la presidencia del párroco, en llevar a cabo la importante obra de que se trata, a saber:
                        Presidente honorario,    Gral. Don Tomas Regalado;
                        Vocal primero,              Dr. Don Cornelio Lemus,
                        Vocal segundo,             Don Emilio Belismelis.
                        Vocal tercero,               Don Hilario Interiano.
                        Vocal cuarto,                Dr. Aurelio Fuertes.
                        Vocal quinto,                Dr. Francisco Martínez
                        Tesorero,                      Don Cuno G. Mathies.
                        Secretario,                    Dr. Federico Vides.
La Junta de Reconstrucción adoptará los planos y presupuestos que le parezca mas a propósito, sometiéndolos, de conformidad con el Art. 878 del Concilio Plenario a la aprobación de este Gobierno Eclesiástico.
El tesorero dará cuentas documentadas que rendirá a su debido tiempo ante la Contaduría Eclesiástica, legalizando las erogaciones con la autorización del Párroco.
                       Comuníquese,                                                   Por su mandato,
                       EL OBISPO                                            ROQUE ORELLANA, Srio.
                      
                       El acta de colocación de la primera piedra dice así:
“En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. En la ciudad de Santa Ana, a veintiuno de enero de mil novecientos seis de nuestra era, siendo Jefe de la Iglesia Universal N. Smo. Padre el Papa Pio X, Arzobispo de la Provincia de Centro América e Ilmo. Y Rev. Sr. Dr. Don Ricardo Casanova y Estrada; Obispo de la Iglesia salvadoreña el Ilmo. Revmo. Sr. Dr. D. Adolfo Pérez  y Aguilar, Cura de Vicario de Santa Ana, el señor presbítero don Miguel López y Mejía; siendo de Presidente de la República de El Salvador el ciudadano don Pedro José Escalón. La Junta Directiva de los trabajos para la reconstrucción  de nuestra iglesia parroquial del Centro, compuesta por los señores Presidente Honorario, general don Tomás Regalado, Presidente efectivo presbítero don Manuel López Mejía, Primer vocal Dr. Don Cornelio Lemus; segundo vocal don Emilio Belismelis, tercer vocal don Hilario Interiano, cuarto vocal Dr. Don Aurelio Fuertes, tesorero don Cuno G. Mathies, secretario Dr. Don Federico Vides, a cuyos trabajos presta su valiosa colaboración la señora doña Elena de Escalón. Habiéndose designado las cuatro de la tarde de este día para colocar la primera piedra como principio de los trabajos, y estando reunidos en la casa parroquial los miembros de la Junta Directiva, los señores párrocos de las iglesias de esta ciudad señora doña Elena de Escalón, así como las autoridades y vecinos principales, bajo la presidencia del Ilmo. Y Revmo. Señor Obispo de Diócesis, llegada la hora, los concurrentes se trasladaron al lugar donde debía tener efecto la ceremonia a la que precedió el ilustrísimo y reverendísimo Prelado diocesano, asistido del Clero y con la mayor solemnidad, siendo presenciado el acto por innumerables vecinos que manifestaron el mayor jubilo y entusiasmo.
El punto en que se coloco la primera piedra del edificio es la cava abierta para la fachada, quedando aquella al extremo sur y a la profundidad de cuatro metros; habiéndose depositado en caja cerrada una copia de esta acta, etc., etc. Como recuerdo perpetuo.
Y se advierte que la construcción del nuevo templo se hará con arreglo a los planos ya aprobados por la Oficina de Ingenieros y por el Consejo de Salubridad, habiendo  acordado la Junta Directiva algunas ampliaciones por el deseo y la necesidad de conservar  el actual edificio para que el culto no sufra interrupciones mientras no pueda habilitarse el nuevo, siquiera en parte, con el mismo objeto.
Se advierte finalmente que el nuevo templo será siempre colocado bajo la advocación y patronato de SEÑORA SANTA ANA, como lo ha estado el antiguo que cuenta, según tradición, más de tres siglos. Que todo sea a mayor gloria de Dios y mayor bien de los santanecos.”
                                                                                                
                           siguen las firmas.


La Junta Constructora funcionó desde diciembre de 1904 hasta diciembre de 1914 en que cesó por hacer entrega de la construcción al señor Obispo nombrado para Santa Ana, Monseñor Santiago Ricardo Vilanova y durante ese tiempo invirtió en demolición de la antigua iglesia y trabajo de la nueva lo que había recaudado de contribuciones, legados, donativos, ofrendas, rifas, etc. Que ascendía a doscientos seis mil ochenta y cuatro colones con nueve centavos (C. 206,084.09), entregando un saldo en efectivo de 57 centavos.
La catedral de Santa Ana fue consagrada el 11 de febrero de 1913. La construcción, no obstante, continuó en los años posteriores hasta que finalmente fue terminada el 24 de febrero de 1959, cuando el altar de mármol de la imagen de la Señora Santa Ana fue consagrada y terminada. En 1993 se inicio la restauración de su estructura. El 22 de abril de 1995 fue declarada monumento nacional. Sin embargo se considera que la obra aun se encuentra inconclusa en muchos de sus detalles.

                    
                        DISEÑO DE LA OBRA.
La estructura fue diseñada como catedral gótica, en contraste con el estilo colonial español de la mayoría de iglesias de El Salvador y de América Latina.
De un informe del ingeniero director, doctor don Aurelio Fuertes, se tomaron los siguientes datos: “El edificio tiene 92 mts. De largo, 29.50 mts. De ancho en la fachada, 26.10 metros después del cono; 20 mts. En el cuerpo central y 42 mts. En el crucero.
Las capillas miden 21 mts. En los frentes de la calle del Teatro y del parque y 11.50 mts.de fondo. La superficie ocupada por toda la construcción es de 2,472.060 metros cuadrados.
La altura de la fachada hasta el vértice del frontón es de 23 mts., la de los costados y fondo es de 18 mts., incluyendo el ático; la de la aguja del crucero a partir del tambor de 11.50 mts.
Esta formada por tres naves, las cuales en conjunto forman una cruz. La torre norte ofrece tres campanas que se activan manualmente, mientras que la torre sur contiene tres campanas que fueron traídas de los Países Bajos en 1949 y se activan electrónicamente.
Por otra parte, la catedral de Santa Ana tiene en total 28 imágenes o estatuas, 4 confesorios, 118 bancas y 51 lámparas.








                                Bibliografía: "Personas y Hechos de Santa Ana",  Juan Galdámez Armas.
                               Wikipedia, La Enciclopedia Libre.

10 comentarios:

  1. ¿Y qué bonitas fotos!

    Un beso de Nita.

    ResponderEliminar
  2. Nita: Gracias por tu visita y tu gentil comentario. Me alegra que te hayan gustado porque es un orgullo para nosotros nuestra querida catedral.

    Hasta pronto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. mi querido amigo! gracias por pasar a saludar,muchísimas gracias!
    un abrazo enorme! se feliz siempre!buen 2012
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu apreciable visita y tu gentil comentario.

      abrazos.

      Eliminar
  4. HOLA QUERIDO AMIGO
    HE VISITADO ESTE SITIO CON ENORME GUSTO Y HE DISFRUTADO MUCHO. ME QUEDO POR AQUÍ. TE HE DEJADO MENSAJITOS PARA TI EN MIS RINCONES. GRACIAS... GRACIAS... POR ESTAR.

    TE FELICITO POR LAS IMAGENES, LA CATEDRAL ES PRECIOSA. A MI MADRE LE GUSTABAN LAS CATEDRALES. NOSOTROS, EN ARGENTINA, TENEMOS A LA DE LA VIRGEN DE LUJAN QUE ES BASTANTE PARECIDA PERO MENOS IMPONENTE.


    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chogui, muy interesante el post. Las fotografías me encantaron. Preciosas.
      Me quedo en tu blog.
      Besos desde Argentina.

      Eliminar
    2. Gracias por tu gentil comentario y tu amable visita.

      Abrazos.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Hola amigo, qué belleza arquitectónica. Como dice Luján, en Argentina tenemos una parecida,más pequeña. Es muy lindo lo que haces en el blog, de dar a conocer tu ciudad. Como dices al inicio, es una reseña que quedará para las generaciones futuras, un lugar de consulta. Y por sobre todo,para que aprendan a querer su lugar de origen.
    Un abrazo, y te sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias estimada Elsita por tu apreciable visita y tus gentiles comentarios.

      Abrazos.

      Eliminar